VISITANTES ONLINE

segunda-feira, 9 de fevereiro de 2015

La Nochebuena de mi nostalgia


La Nochebuena de mi nostalgia -  Editorial 
  
Frase de la semana
"La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro."
-Franklin D. Roosevelt
¿Algunos de ustedes conocen historias sobre el árbol de Navidad? (Qué fue la Estrella de Navidad). Yo sí, pero las he repetido tanto que ya me han aburrido (Fatiga y aburrimiento), y he escuchado hablar de otras tan espléndidas… (La princesa que creía en los cuentos de hadas…).
Cómo me perturban la Navidad (La Navidad en Venezuela), la Nochebuena, cómo me espían por todos los rincones y los ojos de buey que dan hacia mi infancia.
En esos paisajes móviles de mi memoria siempre estamos mis hermanos y yo en un lugar sin tiempo y -aunque lugar- casi sin espacio, donde la luz es sagrada porque viene de nuestra propia e inocente luz de niños, también con una sensación de algo sagrado en el pecho (Recuerdos). ¡Qué enormes eran esas navidades, la Nochebuena y el Niñito!
En mi primera infancia, hasta los diez años míos (Fragmento del diccionario de la evolución), éramos tres hermanos, casi de la misma edad los tres, que vestidos iguales -recuerdo unas remeras a rayas y unos pantalones blancos para los muchachos y una falda blanca para mí- salíamos a saludar a los vecinos, a la maestra, al cura (Cultura Medieval: Los Campesinos y el Miedo).
Y aunque teníamos, como todos los hermanos, la costumbre de discutir y hacernos bromas y “cargarnos” hasta terminar bastante heridos a menudo, en ese día caminábamos muy serios y unidos por la calle, en silencio, con la idea de algo poderoso, inexpresable, que nos envolvía en su aura.
No era tan sólo que sabíamos que -justo a las doce de la noche- algo nos esperaba colgando del arbolito, ni la sorpresa ni la expectativa de muñecas y trenes (Juegos y juguetes tradicionales).
Para cuando nació mi hermana menor, ya éramos mayores -nueve, diez y once años.
Entonces la inocencia se nos fue, y para asustarla a ella, mi hermosa beba Huerto -es su nombre-, que en realidad era la “buena”, la que mejor se comportaba de los cuatro, deslizábamos sutilmente en el árbol delicados paquetes con cintas de colores que contenían… ¡carbón!
Se nos había dicho que el carbón era el castigo de los pequeños “pecadores”, y agriábamos la Nochebuena de Huerto con los primeros regalos que empezaban a aparecer en el árbol, aunque mis padres la calmaban y le entregaban los auténticos, los que el Niño Dios efectivamente había dejado para ella.
Pero el goce de los tres niños malos era casi tan grande como cuando -de muy pequeñitos aún- sentían ensanchárseles el pecho con la idea de que el Niño naciera. La maldad y la bondad vienen del mismo lado del corazón, parecería.
La adoración de los magos
Busco entre mis pocos libros de arte el de Leonardo da Vinci -para inspirarme con el Nacimiento-, y encuentro La adoración de los magos, que está en la Galería de los Oficios, en Florencia. Pero no encuentro la alegría de mi infancia, ni siquiera la pobre alegría que de modo convencional hoy día me produce esta fecha. ¡Oh, Leonardo!, ¿qué conocías del futuro y del mensaje que podría traer para nosotros nuestro Niño?
Y no soy yo, es él…
Quiero decir que no me estoy imaginando dolor en ese cuadro, sino que el dolor está presente. Busco unas páginas al final que hablan de cada obra y al hallar La Adoración de los Magos lo corroboro:
…hasta entonces el tema de la Navidad había quedado ligado al anuncio de los ángeles y a la alegría suscitada por él; en cambio, Leonardo presenta una multitud sorprendida, sobre todo trastornada; en torno al grupo central aparecen algunos mensajeros celestiales en forma de maravillosas criaturas sonrientes, pero, en vez de celebrar con vivacidad un hecho glorioso, se muestran absortos, graves, como si se tratara de un acontecimiento enigmático…
Además, yo veo tres decadentes y melancólicos reyes adorándolo a Él.

(Continúe leyendo este artículo y deje su opinión en nuestro Blog Editorial: "La Nochebuena de mi nostalgia")
Por Mora Torres.

Sugerencias del Lector
Lecturas (Cuento): El trombón de Navidad, de Raymond E. Banks.
http://www.navidadlatina.com/cuentosypoesias/trombondenavidad.asp
Desmotivación - Estrategias para superarla.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142501
El modelo de Romer con externalidad del capital - Un modelo de crecimiento.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142489
Empresa, Economía y Negocios
La implementación del employer branding - Los factores de éxito.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142589
La logística - Sus ventajas competitivas.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142531
Computación e Internet
Manual de Oracle 9I - Características y funciones.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142613
El proyecto informático - Actividades y recursos.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=141622

Ciencia y Tecnología
Acerca de las tecnologías, la comunicación y la ética profesional - Consideraciones teóricas.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142523
Curso de sistemas EGR - Tecnología para un mundo actual.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142583
Salud
Programa de actividades físicas que contribuyen a la disminución del índice de masa corporal - Un estudio de caso.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142538
Paludismo, enfermedad del tercer mundo - Sociedad y salud.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142634
Política e Internacionales
Organización política – social del gobierno de Panamá - Ministerios y entidades públicas.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142333
¿Trabajo infantil o explotación laboral infantil? - El caso argentino.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142513
Educación, Cultura y Sociedad
La comunicación profesor - alumno en el contexto docente - Propuesta de talleres pedagógicos.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142521
Influencia de las innovaciones tecnológicas en la formación educativa - Formación de docentes y estudiantes.
http://www.monografias.com/cgi-bin/jump.cgi?ID=142623
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...